Ventilación para Centros de Procesamiento de Datos

ventilación para centros de procesamiento de datos

Ventilación para Centros de Procesamiento de Datos

La ventilación se ha vuelto un aspecto cada vez más importante a medida que le tecnología ha ido ganando peso en nuestras vidas. La generación de calor por parte de los distintos aparatos electrónicos requiere tomar medidas compensatorias tanto para su buen funcionamiento como para hacer habitable la estancia en la que se encuentran. Son muchos los espacios en los que esto es necesario, y uno de ellos son los centros de procesamiento de datos (CPS), por lo que nos centraremos en la ventilación para Centros de Procesamiento de Datos.

La importancia de la ventilación en los centros de procesamiento de datos

Estos centros suelen contener un enorme número de servidores y otros equipos de comunicaciones, cuya vida útil puede verse acortada si no se toman las medidas pertinentes para eliminar el calor. No obstante, este no es el único problema, ya que otro de los objetivos principales que debe tener el sistema de ventilación es el de controlar la humedad.

Normalmente, estos sistemas tienden a generar que el agua se condense, por lo que deberán generar una humidificación suplementaria para mantener el nivel de humedad en la estancia. Si tenemos estos elementos en cuenta, podremos conseguir preservar los equipos en perfectas condiciones y mantener su rendimiento lo máximo posible.

Eficiencia energética en CPD

En el caso de los centros más grandes, su tamaño puede llegar a ser de entre 500 y 1000 metros cuadrados, con un consumo medio de 1500 watios por metro cuadrado. No obstante, esta distribución es bastante heterogénea, pues varía desde los 300 watios por metro cuadrado de las zonas de comunicación a los 4000 watios por metro cuadrado de las zonas de alta densidad.

Hablamos, por tanto, de zonas de gran consumo energético en las que se vuelve crucial tener en cuenta la eficiencia. Emplear tecnologías que ayuden a cuidarla es fundamental y, dado que un alto porcentaje de dicha energía corresponde a los sistemas de ventilación, reducir costes energéticos mediante una óptima refrigeración debe ser un objetivo clave a la hora de planificar.

Elementos que intervienen en la generación de calor y humedad en un CPD

Además de los mencionados servidores, existen más elementos que pueden generar calor. Si bien la mayoría de este es debida a los servidores, el resto de fuentes térmicas no son desdeñables y debemos tenerlas en cuenta a la hora de planificar la ventilación. Dichas fuentes son los focos de iluminación, la distribución de la alimentación y las personas, cuya presencia también contribuye a elevar la temperatura del lugar.

En cuanto a la humedad, la humidificación será fundamental para mantener su nivel, pero conviene tener en cuenta que la generación de esta también dará lugar a una carga de calor adicional. Es fundamental que no olvidemos estos detalles a la hora de elaborar el plan de ventilación.

Tipos de refrigeración en Centros de procesamiento de datos

Lo más habitual en estos centros es emplear sistema de agua helada, tanto por el consumo eléctrico como por la flexibilidad en su aplicación. Para la producción de esta agua helada se emplean aparatos conocidos como chiller, que son refrigeradores de líquido que calientan o enfrían mediante el intercambio térmico por expansión directa. Estos chillers pueden, a su vez, dividirse en distintos tipos.

Algunos de ellos son enfriados por ventiladores, que pueden ser ventiladores axiales estándar o ventiladores EC-Fan de bajo consumo y compresor de tornillos. Estos últimos, a su vez, pueden emplear o no el free cooling, es decir, un sistema que se vale del aire exterior para reducir la temperatura.

Por otro lado, existen chillers enfriados por agua que también pueden subdividirse. Algunos emplean torres de enfriamiento con compresor centrífugo mientras que otros se valen de dry cooler, que presenta ventajas como la eliminación de posibles restos de cal en las bobinas, el nulo consumo de agua o la escasa emisión de ruido en comparación al resto.

Qué refrigeración necesito en mi centro de procesamiento de datos

La respuesta, como es de esperar, depende de diversos factores. Algunos de ellos son tan evidentes como el tamaño del lugar o la cantidad de servidores, mientras que otros pueden variar en función de las particularidades del espacio. No obstante, el sistema de refrigeración ideal es aquel que cumple con los requisitos mencionados, como son la correcta regulación de la temperatura, la generación de humedad y una eficiencia energética que permite un ahorro económico.

Conclusión

En resumen, este tipo de sistemas son fundamentales para el correcto funcionamiento de los centros, haciendo de la ventilación para Centros de Procesamiento de Datos uno de los aspectos más importantes de los mismos. Al fin y al cabo, es precisamente la refrigeración del espacio la que puede ayudarnos a que los servidores funcionen correctamente, a que los trabajadores se encuentren en condiciones óptimas y a que los gastos económicos no sean excesivos. De esta forma, es uno de los principales elementos a tener en cuenta.

No hay comentarios

Publicar un comentario