Todo sobre sistemas de agua caliente sanitaria

agua caliente sanitaria

Todo sobre sistemas de agua caliente sanitaria

Los sistemas de agua caliente sanitaria son las segundas fuentes de consumo de energía en los hogares. En total, suponen el 86 % del consumo total de energía. Desde 2006 y con la finalidad de reducir este consumo, se implantó una ley que obliga a que las nuevas viviendas tengan un sistema que cubra dicho consumo con energía renovable.

Recientemente, el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) ha ofrecido algunas ideas sobre cuáles son los sistemas de agua caliente en el hogar y los más apropiados.

Tipos de sistemas de agua caliente sanitaria

Los sistemas instantáneos

Este tipo de sistemas calientan el agua en el mismo momento en el que se demanda. Son los que comúnmente conocemos como calentadores eléctricos o de gas, así como las calderas mixtas de calefacción y agua caliente. Lo mejor de este tipo de sistemas es que no resulta necesario el mantenimiento del agua caliente. Por tanto, su consumo de energía es mucho menor.

No obstante, también tienen inconvenientes. El primero de ellos es el gasto de agua y energía que se realiza hasta que la temperatura es la deseada por el demandante. Además, el consumo aumenta por la cantidad de veces que se demanda agua caliente y el aparato comienza a funcionar. Cabe destacar que el deterioro de esta clase de instalaciones también es mayor.

El último inconveniente es la dificultad que encarnan estos sistemas para abastecer de agua caliente a diferentes puntos a la vez. Por tanto, si tu núcleo familiar es reducido, este sistema es más recomendable.

agua caliente sanitaria sistemas

Sistemas de acumulación

Dentro de los mismos, los hay de dos tipos. El primero de ellos es el que se compone de una caldera y un acumulador. Son los más utilizados, ya que, en este sistema, el agua se acumula en un depósito aislado, una vez que se calienta, para que la puedas usar cuando la necesites.

Las ventajas de este sistema son, en primer lugar, que evita que la caldera se encienda y se apague continuamente. También permite el uso de agua caliente en dos puntos de la casa de forma simultánea y necesitarás menos potencia para hacer llegar el agua. Por último, en pro de la eficiencia energética, puede combinarse fácilmente con los sistemas de captación solar ACS, siendo las tarifas más económicas.

Los segundos son los termoacumuladores de resistencia eléctrica. Este tipo de sistema es poco recomendable, debido a que su consumo es muy alto los costes de su instalación resultan bastante elevados.

Temperatura ideal del agua: algo a tener en cuenta

En el caso de los sistemas instantáneos de calentamiento de agua, lo ideal es que el agua caliente sanitaria se encuentre a entre 40 ºC y 50 ºC. En cuanto a los sistemas de agua caliente en el hogar acumulativos, es necesario que el agua alcance una temperatura de entre 55 ºC y 60 ºC. Esto se debe a que, como deberá mantenerse el agua caliente durante un periodo de tiempo, alcanzar esta temperatura será primordial. Así, posteriormente, obtendrás el agua caliente a 40 ºC o 50 ºC.

Consejos para la eficiencia energética

Dependiendo del lugar donde vivas, la presión del agua será mayor o menor. Así pues, la fontanería ayudará a reducir el consumo de agua. Instalar válvulas reductoras de presión disminuirá el consumo de agua en el hogar.

Otra de las opciones es la instalación de sistemas que incluyan electro válvulas. Estas válvulas sirven para regular el paso de un fluido por la cañería. Normalmente, tienen la posición de cerrado o abierto, lo que evita los goteos de los grifos y la acumulación de agua en las cañerías.

¿Te ha interesado el tema? Pues no te pierdas este artículo en el que hablamos de mantenimiento de fluidos en empresas.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.