Sistemas de calefacción pasiva, descubre sus secretos

calefacción pasiva

Sistemas de calefacción pasiva, descubre sus secretos

Ahora que llega el frío de nuevo, el uso de la calefacción para conseguir la temperatura ideal en el hogar o la oficina asciende notablemente. A pesar de que España no es un país especialmente frío, el hecho de estar acostumbrados a temperaturas suaves y cálidas hace que las temperaturas más bajas se noten más.

El uso de estos sistemas de calefacción tradicionales conllevan un desembolso económico importante, además del correspondiente perjuicio que tienen sobre el medio ambiente. Por ello, en este post, va a hablarse del sistema de calefacción pasiva que se presenta como una alternativa muy atractiva para paliar estos dos problemas.

¿Qué es la calefacción pasiva?

sistemas de calefacción pasivaLa calefacción pasiva es como se denomina a una serie de técnicas que se llevan a cabo en la construcción de los edificios para aumentar al máximo su adaptación al entorno y aprovechar de esta manera los recursos naturales para que el lugar se mantenga cálido en invierno y fresco en verano. Aunque esto parezca sacado de una película de ciencia ficción, cada vez son más las viviendas y edificios que se construyen siguiendo estas técnicas.

Por tanto, los sistemas de calefacción pasiva hacen referencia al aprovechamiento máximo del astro Rey, es decir, el Sol, para que el hogar mantenga una temperatura adecuada y confortable para los miembros de la unidad familiar.

De esta manera, se dará una reducción de la factura en suministros como el gas o la factura eléctrica y a su reducción del perjuicio sobre la naturaleza. Un factor con el que cada vez se está más concienciado.

¿En qué consiste el sistema de calefacción pasiva?

A grandes rasgos, para conseguir un sistema de calefacción natural o bien se hace la construcción del hogar siguiendo técnicas específicas, o bien se adapta el hogar ya construido en la medida de lo posible para conseguir este sistema.

Aprovecha tu terraza

En muchos hogares existen terrazas cerradas, también conocidas como galerías. Estos lugares son unos perfectos acumuladores de calor, por lo que su existencia y aprovechamiento ayudará al hogar a conseguir y almacenar el calor proveniente del Sol.

Las ventanas

En caso de que la casa no disponga de una terraza cerrada, las ventanas pasarán a jugar un papel muy importante ya que sustituirán al radiador natural que es la galería. Para que se adapten a este sistema de calefacción se deberán contemplar adaptaciones tales como el doble acristalamiento o el uso de vidrio de radiación baja. Esto, mayoritariamente, hará que el cristal conserve el calor que ha obtenido por el reflejo de los rayos del Sol pero evitará que entre demasiado calor en la casa.

Muro Trombe

Este es un elemento muy importante a la hora de conseguir un sistema sostenible para mantener el calor en el hogar. Este muro o pared consiste en una “pared inteligente” y se basa en la construcción de un muro con orientación hacia el Sol que se hace de materiales que puedan almacenar el calor y se combina con un espacio para el aire y una placa de vidrio. Tiene ventilaciones que convierten a este muro en un colector térmico totalmente natural. 

La necesidad de evolucionar

No es ningún secreto que el planeta Tierra se agota. No se puede mantener el ritmo de consumo de combustibles fósiles ni la creación de electricidad mediante procesos químicos si queremos preservar el mundo tal y como se conoce, o aún mejor. Se hace, por tanto, cada vez más necesario el uso de estas técnicas que buscan la sostenibilidad y la preservación del medio ambiente.

La calefacción pasiva solo es la punta del iceberg, este tipo de sistemas cada vez son más estudiados y aplicados. Si te ha gustado este artículo, quizás te interese este sobre los tipos de ventilación, otra manifestación de la preocupación por las energías renovables.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.