¿Qué son las Smart Cities?

qué son las smart cities

¿Qué son las Smart Cities?

El mundo está en constante desarrollo y, tras la llegada de la tecnología, el crecimiento es imparable. Nuevas herramientas han aparecido para facilitar la vida cotidiana, así como para cambiar y mejorar las ciudades del mundo.

Con esta premisa nacen las Smart Cities (también conocidas como ciudades inteligentes), y de ellas te hablaremos en este artículo. Conocer más sobre proyectos futuristas de este tipo es interesante, y aquí descubrirás cómo llevar a cabo algunos de ellos.

¿Qué son y cómo funcionan las Smart Cities?

Es importante, entonces, que sepas cuál es la definición de Smart City. Las ciudades inteligentes son aquellas que utilizan la tecnología de información y comunicación para potenciar (y mejorar en gran medida) la vida de los ciudadanos.

Ahora bien, ¿cómo funcionan las ciudades inteligentes? Se trata de un proceso combinado entre herramientas tecnológicas, instituciones y personas que diseñan planes para dar respuestas eficientes y rápidas a los problemas de una ciudad determinada.

Pero, a diferencia de los planes gubernamentales tradicionales, las Smart Cities buscan fortalecer la economía digital a través de la accesibilidad a Internet. En pocas palabras, en estos proyectos todas las respuestas y oportunidades de crecimiento son a través del mundo cibernético.

¿Para qué sirven las Smart Cities?ventajas de las smart cities

Una Smart City tiene como objetivo mejorar la salud, las infraestructuras, la seguridad y, en un rango más amplio, la calidad de vida de todos sus habitantes. Como ya mencionamos, todo esto será posible a través de planes aplicados, en su totalidad, a través de plataformas tecnológicas.

Beneficios de las Smart Cities

Ahora que ya conoces cómo funcionan y para qué sirven las ciudades inteligentes, es importante que también sepas cuáles son los beneficios más destacados de estos planes:

Mejor calidad de vida

El objetivo principal de las Smart Cities (y también su mayor beneficio) es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Algunos expertos estiman que para el 2050 al menos el 85% de la población vivirá en ciudades, y eso tiene consecuencias.

Si las ciudades se preparan con suficiente tiempo de antelación y se convierten en inteligentes, el impacto de la sobrepoblación será mínimo y la calidad de vida de los ciudadanos no se verá afectada. Para esto es necesario trabajar junto a los profesionales indicados.

Desarrollo sostenible y progresivo

El incremento de habitantes en las principales ciudades de grandes países también puede suponer un problema respecto a las infraestructuras. Es por esto que se hace imperativo un desarrollo sostenible y progresivo, lo cual es posible con un buen plan de Smart City.

Mayor provecho de los recursos disponibles

Los recursos como la energía, el transporte, los servicios sanitarios, de salud y la seguridad son otros de los aspectos más beneficiados en las Smart Cities. Un mayor y mejor provecho de ellos asegurará su permanencia y correcto funcionamiento a través del tiempo.

Smart Cities en España

España es uno de los países que mejor se ha adaptado al concepto de Smart Cities. Por supuesto, lo ha aplicado en varias de sus ciudades, y aquí tenemos algunos ejemplos:

  • Barcelona: Esta ciudad es uno de los modelos más sobresalientes del mundo si de desarrollo sostenible se trata. Su objetivo es reducir al máximo las emisiones de dióxido de carbono.
  • Madrid por su parte está trabajando en iniciativas enfocadas a la mejora de sitios públicos como parques. Además, busca compartir una Big Data entre todas las organizaciones encargadas de la limpieza, el alumbrado y demás servicios sociales.
  • Valencia: En el 2013 implementó su proyecto llamado VLCi con objetivos muy claros: mejorar la gobernanza, el turismo, la gestión del entorno, la movilidad y la sociedad. Es una de las Smart Cities más completas del país.

¿Cómo se desarrollan las Smart Cities?

Convertir una ciudad tradicional en una Smart City es un proceso sencillo, pero también muy minucioso. Para hacerlo posible es necesario estudiar las necesidades de la localidad y sus oportunidades potenciales, pues solo así se podrá crear un plan realista y eficaz.

Otro paso esencial es elegir las herramientas correctas para ejecutar estos proyectos, pues de ellas depende que sean aplicados correctamente o no. Es por esto que los medidores, los sensores y demás productos de Sinelec son unos de los más confiables para este tipo de gestiones.

Aunado a ello, contratar mano de obra cualificada es fundamental para garantizar que estos proyectos se hagan realidad con el menor margen de error posible. Como empresa eléctrica, es importante que estudies y planifiques con suma delicadeza el plan de Smart City asignado.

Sin duda, las Smart Cities son unas de las mejores inversiones que puede efectuar cualquier gobierno, pues las ventajas tanto a corto como a largo plazo son numerosas. Una buena planificación junto a empresas tecnológicas de calidad asegurará la sostenibilidad de las ciudades inteligentes.

No Comments

Post A Comment