Más seguridad en las instalaciones con un correcto uso del material

seguridad-trabajo-electrico

Más seguridad en las instalaciones con un correcto uso del material

La seguridad laboral es un asunto por el que todas las empresas han de tener especial interés. Que los trabajadores realicen instalaciones que estén en condiciones óptimas de seguridad es muy importante, tanto para el bienestar de los trabajadores como para la prosperidad de la empresa. La seguridad del trabajador influye tanto en su capacidad de reacción como en la ausencia de bajas laborales y beneficios para la empresa.

Materiales eléctricos y seguridad laboral

Uno de los motivos por los cuales se puede dar un accidente laboral son los materiales eléctricos. Estos componentes pueden llegar a ser muy peligrosos, por lo que una correcta distribución de los materiales eléctricos logra disminuir sensiblemente la probabilidad de accidentes. En el ámbito de la electricidad se pueden dar dos tipos de accidentes.

Tipos de accidentes eléctricos

El contacto directo suele ser frecuente y ocurre cuando un trabajador toca directamente algún área que transporta electricidad, con lo que recibe una descarga. El correcto aislamiento es fundamental para su prevención. Que las zonas por donde la electricidad circula estén correctamente aisladas puede marcar la diferencia.

También hay que prestar muchseguridad-trabajo-electricoa atención a las protecciones, tanto de los trabajadores como de la zona en sí. Las instalaciones donde haya paso de corriente eléctrica deben estar correctamente delimitadas y señalizadas. En cuanto a los trabajadores, estos deben llevar protecciones como zapatos, uniforme y guantes, que aíslen de la electricidad.

 

El segundo tipo de accidente se puede dar por contacto indirecto. Este tipo de sucesos puede sobrevenir si un trabajador entra en contacto con algún objeto que no transporta directamente la electricidad, pero que sí la contiene debido a que ha estado en contacto directo con una pieza conductora.

Para prevenir este tipo de percances indirectos, es fundamental que todos los objetos que entren en contacto con un conductor eléctrico, estén debidamente aislados mediante encofrado, alejamiento o recubrimiento. De igual forma, los trabajadores que desarrollen su función con partes no activas del sistema eléctrico, pero que sí puedan transportar electricidad, deben estar protegidos con la ropa adecuada y debidamente homologada.

También es positiva la instalación de sistemas de clase B. Estos sistemas están preparados especialmente para la prevención de accidentes por instalaciones eléctricas. Su funcionamiento se basa en la detección de posibles fallos o errores en el circuito eléctrico. Cuando encuentra algún mal funcionamiento, automáticamente corta la fuente de alimentación del sistema y redirige la electricidad circulante a tomas de tierra. De esta forma, cierra el circuito de corriente y alerta de los errores existentes, que deben ser subsanados.

Cómo actuar en caso de accidente eléctrico

Los accidentes eléctricos pueden tener consecuencias muy graves. Por ello, con unas nociones básicas sobre cómo actuar en caso de sufrir uno, se puede marcar una enorme diferencia en sus consecuencias. Así pues, ante una descarga es muy importante tratar de mantener la calma y alejarse del lugar con la mayor tranquilidad posible. 

En caso de que se observe que alguna parte de los materiales hace un contacto inapropiado, se tendrá que informar al responsable para que lo subsane antes de sufrir un incidente. Si se produce el accidente, la persona que sea testigo deberá cortar la corriente eléctrica.

Después de ello, es de vital importancia llamar a los equipos médicos para que traten a la persona dañada lo antes posible. Si la persona accidentada se ha quedado adherida, habrá que retirarla con un palo de madera totalmente seco, para que la corriente eléctrica no traspase.

En conclusión, la seguridad a la hora de realizar instalaciones es indispensable para todos.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.