La importancia de los aislantes de electricidad

aislantes electricidad

La importancia de los aislantes de electricidad

Los materiales aislantes son aquellos que tienen una amplia resistencia al paso de la corriente eléctrica. Su finalidad es ser un mediador entre los conductores eléctricos para evitar cortocircuitos y, en ciertas ocasiones, resguardar a una persona de sufrir una descarga.

Estos elementos deben estar presentes en el momento de realizar cualquier instalación eléctrica para impedir posibles riesgos, evitar un mal funcionamiento y cumplir con la normativa. Por esta razón, en Sinelec queremos recordarte cuáles son esos materiales y cuán importante es su uso.

7 materiales aislantes más empleados en la actualidad

Existe una gran cantidad de materiales que se utilizan para aislar cargas eléctricas, desde elementos sólidos a líquidos. Los más comunes son los siguientes:

Madera

Al estar compuesta por sales, humedad y fibras que no acumulan energía ni calor, resulta de mucha utilidad para las instalaciones de postes eléctricos y trabajos con cableado de alta tensión.

Asimismo, la madera, al tener propiedades aislantes, es uno de los materiales más utilizados por los técnicos a la hora de realizar trabajos eléctricos que involucren agua. De igual manera contiene cualidades térmicas naturales que contrarrestan las altas y bajas temperaturas.

Cerámicas de óxidos

Es un agente dieléctrico empleado mayormente en las bujías de los coches, así como también distintas piezas de los aparatos electrónicos, ya que regula las altas temperaturas de la combustión del aceite y evita el recalentamiento.

Vidrio

Al tener la capacidad de no absorber humedad está presente en las instalaciones de cableados de alta tensión.

Sin embargo, es necesario tener en cuenta que, para usarse como aislante, se debe combinar con aire para obtener mayor retraimiento. De igual forma, hay que tener presente que es un material frágil a los golpes.

Teflónaislante electrico teflon

Es un polímero y dieléctrico resistente a las altas y bajas temperaturas, la electricidad y los químicos. Su punto de fusión se encuentra en los 350°, es flexible y antiadherente. Se emplea comúnmente para el recubrimiento de los cables.

Caucho

Al ser flexible, poder resistir deformaciones sin romperse, cambios de temperatura y no ser un conductor de energía, es perfecto como aislante. Está presente en los cableados e instalaciones domésticas. Tanto el caucho natural como el sintético ofrecen funciones dieléctricas.

Plástico

El canal de la unión de sus partículas es lo suficientemente delgado como para evitar la liberación de electrones. Es un buen sustituto del caucho como aislante para cables. Los derivados del plástico más usados son el PVC y el nylon.

Papel y cartón

Por último, el papel y el cartón se utiliza como aislante de bajo costo y se pueden emplear en zonas de bajas temperaturas o voltaje.

¿Por qué es importante el uso de aislantes de electricidad?

Los agentes dieléctricos cumplen una función esencial dentro del sistema de seguridad eléctrico. La ausencia de uno de estos materiales en determinadas instalaciones, repercute en la actividad de distintas operaciones y puede generar grandes incendios y fallos severos.

Por este motivo, cuando se habla de aislantes eléctricos, también se habla de seguridad, pues son términos que van de la mano y representan la resistencia necesaria para el óptimo servicio de la energía.

No Comments

Post A Comment