Instalación de equipos con refrigerantes AL2

Instalación de equipos con refrigerantes AL2

Los gases refrigerantes como los refrigerantes AL2 están presentes en elementos tan cotidianos como cualquier aire acondicionado, ya que son parte de su ciclo de refrigeración. Su función no es otra que reducir o mantener la temperatura por debajo de la temperatura del entorno.

¿Cómo actúa un refrigerante?

Para reducir o mantener esa temperatura es vital extraer el calor del espacio a refrigerar, por ejemplo, de una habitación en la que hay un split. El refrigerante es indispensable en esta operación ya que es el que se encarga de transferir ese calor hacia el exterior, pasando por una serie de procesos en lo que se denomina el “ciclo de refrigeración”.

refrigerantes al2Los refrigerantes, por tanto, actúan como agente de enfriamiento y se seleccionan gracias a sus cualidades especiales de evaporación y condensación. Cambiando de temperatura y de presión, de líquido a gas, disipan el calor y hacen disminuir la temperatura de la estancia.  

La búsqueda de refrigerantes más respetuosos con el medioambiente.

Existen varias generaciones de refrigerantes, ya en el S.XIX la búsqueda de mejores estándares de seguridad propició el tránsito de los refrigerantes naturales a los sintéticos. La tendencia actual hacia la búsqueda de modos de vida más sostenibles y la reducción de gases de efecto invernadero también han tenido su huella en los refrigerantes.

De hecho, desde 2010 están prohibidos todos aquellos refrigerantes que dañan la capa de ozono como el R22. Pero existen alternativas como el R32, el DR55, y otros muchos. Aquí es donde surgen los refrigerantes AL2.

Etiquetado y refrigerantes AL2

Los Hidro Fluoro Olefinas o HFO, son refrigerantes con bajo potencial de calentamiento global que se clasifican de acuerdo a su seguridad y toxicidad. De este modo, la etiqueta “A” significa alta toxicidad, mientras que la “B” significa baja toxicidad.

La inflamabilidad, por su parte, se etiqueta del siguiente modo: “1” no propaga flama. “2” o “2L” baja inflamabilidad. Y por último “3” alta inflamabilidad. Esta clasificación se rige por el Estándar ASHRAE – 34’.

Los refrigerantes AL2 no son, por tanto, un refrigerante tipo, sino refrigerantes que se acogen a unas determinadas cualidades de acuerdo al etiquetado.

Cabe destacar que la manipulación de los refrigerantes está absolutamente reglamentada, y que según la normativa vigente siempre deben ser recuperados, limpiados y reutilizados de forma segura por profesionales habilitados.

Eliminación de las trabas en la normativa

Sin embargo, la transición hacia refrigerantes con menos potencial de calentamiento global había provocado una disfunción normativa en cuanto a las instalaciones domésticas, dominadas por instaladores del RITE y frigoristas de nivel 1 que no podían manipular refrigerantes AL2 de acuerdo a la normativa. Algo que recientemente ha quedado subsanado.

En Real Decreto-ley del 20/2018 del 7 de diciembre, se recogieron una serie de medidas encaminadas a mejorar la competitividad del sector industria y comercio en España. Entre esas medidas, había cambios importantes respecto a los refrigerantes etiquetados como AL2.

refrigerantes al2

Desde el 8 de diciembre de 2018, las empresas certificadas como instaladoras en el RITE y frigoristas de nivel 1 ya pueden realizar labores de ejecución, mantenimiento y desmantelación de sistemas de refrigeración con refrigerantes AL2. Hasta ahora solo era posible para frigoristas de nivel 2.

De este modo se atiende una de las reivindicaciones del sector, dado que en el mercado doméstico muchos equipos hacen ya uso de refrigerantes AL2.

Medidas transitorias hasta la llegada del nuevo Reglamento.

El Real Decreto-ley se anticipa a Reglamento de frío, que está actualmente en tramitación. Sin embargo saca del atolladero a los instaladores hasta que eso suceda.

En dicho documento se incorporará una nueva clasificación más detallada de refrigerantes AL2, especificando la posibilidad de ser manipulados por empresas del RITE y frigoristas de nivel 1.

No hay comentarios

Escribe un comentario