Grupos electrógenos: tipos y características

grupos electrogenos

Grupos electrógenos: tipos y características

Un grupo electrógeno es un dispositivo que contiene un generador eléctrico accionado mediante un motor de combustión interna. Se utilizan a menudo como sistemas de respaldo para suministrar electricidad cuando la red eléctrica falla, o allí donde el suministro convencional no llega.

En algunos edificios, la disponibilidad y el adecuado funcionamiento de estos dispositivos es primordial: hospitales, centros penitenciarios, etc.

Grupos electrógenos clasificados según su motor

Existen distintas tecnologías de combustión que permiten a los grupos electrógenos generar energía eléctrica:

Grupo electrógeno de Diésel

La tecnología diésel proviene del sector industrial y posteriormente se adaptó a los vehículos domésticos. No es de extrañar por tanto que se trate de aparatos capaces de suministrar gran potencia.

Ideales para potencias superiores a 5 kW y para un uso intensivo, se usan a menudo en talleres, lugares remotos, etc.

Grupo electrógeno de Gasolina

Se trata de dispositivos económicos, apropiados para un uso más esporádico que en el caso de los diésel. Ideales para potencias limitadas y usos puntuales.

Grupo electrógeno de Nafta

Aún más económicos que los gasolina, se emplean en potencias menores de 2 kW, aunque pueden utilizarse puntualmente para potencias más elevadas. Para pequeños establecimientos son una solución muy pragmática.

Grupo electrógenos de Gas

Su ámbito de uso es similar a los de nafta. La ventaja de los grupos electrógenos a gas es su alta eficiencia y su menor impacto sobre el medioambiente. Se trata de equipos económicos y fiables.

Grupos electrógenos según la tensión

  • Monofásicos: la mayoría de grupos electrógenos de baja potencia (hasta 5 kW) suministran corriente alterna a una tensión de 220V
  • Trifásicos: los generadores de potencia superior en cambio suelen incorporar tomas de corriente alterna a 400V.

Arranque de los grupos electrógenos

Otro modo de clasificar a los grupos electrógenos es según su arranque, un aspecto importante para ciertos usos.

  • Manual: lo más habitual en grupos electrógenos de baja potencia. Se puede realizar el arranque con y sin conmutador de carga. Se trata de dispositivos económicos, aunque su uso es más complejo y por lo tanto son menos prácticos.
  • Arranque eléctrico simple: mediante un simple botón, es posible accionar el grupo electrógeno para que comience a generar energía eléctrica. Muy útil cuando no se dispone de un experto.
  • Arranque eléctrico automático: se configuran para soportar la carga máxima sin exponerse a sobrecargas. Es muy útil en ciertos campos, por ejemplo en instalaciones fotovoltaicas aisladas de cierta envergadura.

Grupos electrógenos según la norma ISO

Por su parte, la norma ISO-8528-1 define 4 clasificaciones de grupos electrógenos basada en las operaciones a las que se destinan estos equipos:

  • Potencia Auxiliar de Emergencia: se usan como máximo 200 horas, para cargas bajas y medias. Habitualmente de gasolina.
  • Potencia Auxiliar: uso de entre 200-500 horas.
  • Potencia Principal: tiempo de uso ilimitado. Muy empleados en industria, obras, etc. y alimentados por diésel o gasoil. Además, generalmente son fijos.
  • Potencia Continua: tiempo de uso ilimitado, cumple la misma función que el anterior, pero además se emplea en operaciones en los que es vital no cortar el suministro eléctrico. Empleado en bombeos de agua, centrales eléctricas, etc.

Otros aspectos a tener en cuenta

A la hora de elegir un generador o grupo electrónico, hay que tener en cuenta si se trata de un generador fijo o móvil, así como la ubicación del mismo.

En el mercado hay disponibles, por ejemplo, generadores insonorizados, algo más costosos, pero con un nivel de ruido aceptable para la ubicación en ciertos ámbitos.

También es importante tener claro algunos aspectos clave como las diferencias entre potencia nominal y continua o entre el kW y el kVa.

En definitiva, hay todo un abanico de grupos electrógenos disponibles en el mercado. Conocer los tipos de generadores y las posibles características de los modelos es vital para adquirir aquel grupo electrógeno que más se ajuste a las necesidades concretas de cada caso.

Relacionados

Industria 4.0 – Un futuro cada vez más cerca... Las novedades en la Industria 4.0 harán que tengamos una mayor familiarización con los componentes electrónicos, así como se le dará una mayor importancia al trabajo en la nube, la recopilación de los...
¿Qué son las sobretensiones permanentes? Las sobretensiones permanentes son causantes de grandes problemas. Este aumento de la tensión eléctrica puede suponer la reducción de la vida útil de los aparatos eléctricos o, incluso, puede provocar...
Los nuevos comprobadores eléctricos de Fluke y su ... Mejorar las condiciones de trabajo en lo que a seguridad y eficiencia se refiere es algo que tiene que estar en el punto de mira de cualquier empresa del sector. Los comprobadores eléctricos de Fluke ...
Las claves de la electricidad del futuro Los sistemas eléctricos se encuentran en una profunda transformación. La innovación, además de la tecnología, irrumpe con mucha fuerza en los modelos de generación y medición de electricidad tradicion...
No hay comentarios

Escribe un comentario