Autoconsumo instantáneo y autoconsumo con baterías

autoconsumo instantáneo y autoconsumo con baterías

Autoconsumo instantáneo y autoconsumo con baterías

¿Qué diferencias fundamentales hay entre el autoconsumo instantáneo y el autoconsumo con baterías?

La energía solar fotovoltaica no solo es una fuente eficiente, rentable y limpia de generación eléctrica, también es muy versátil. Existen muchas tipologías de instalaciones fotovoltaicas, por lo que a menudo surgen dudas razonables como la que pretendemos abordar hoy: ¿cuándo es conveniente optar por el autoconsumo instantáneo, y cuándo por el autoconsumo con baterías?

Las dos preguntas clave

Hay más cuestiones de fondo, pero sin duda estas dos son determinantes a la hora de optar o no por un banco de baterías que requiere una inversión adicional.

#1 ¿Cuándo se va a consumir la electricidad y en qué proporción? autoconsumo instantaneo

Es obvio, si el consumo es mayoritariamente diurno, podemos plantear una instalación solar fotovoltaica sin baterías, pero nunca si el consumo se produce por las noches ya que estaríamos desperdiciando la energía generada.

Debemos informarnos por lo tanto del perfil de consumo. Un bombeo de agua para riego, por ejemplo, funciona a la perfección durante las horas de sol sin tener que recurrir a baterías.

#3 ¿Habrá conexión con la red eléctrica?

Siguiendo el ejemplo anterior, aunque una vivienda consuma casi toda la energía de día, necesitará igualmente baterías para el consumo nocturno si no tiene a su disposición la conexión habitual con la red.

Cabe destacar que no se trata de una opción frecuente. Sin embargo, es una situación que se da en ocasiones, por ejemplo en viviendas o cabañas en regiones remotas, en algunos campings, refugios de alpinistas, estaciones meteorológicas, etc.

Respecto a la inversión

Esta sería quizá la “tercera pregunta clave”, una vez contestadas las anteriores. ¿Qué inversión se va a realizar? ¿En cuánto tiempo se desea amortizar la instalación?

El precio de un contrato doméstico de electricidad ronda los 13 céntimos de euro por kWh (más IVA). El autoconsumo instantáneo, por su parte, los 3-6 céntimos. Mientras que el autoconsumo con baterías de litio modernas se sitúa en unos 10 céntimos el kWh.

Las baterías nos ayudan a “acoplar” al máximo el consumo al perfil de producción, pero tienen un coste extra en la instalación y por lo tanto prolongan el retorno de la inversión.

El mantenimiento de las baterías

Un asunto un tanto peliagudo para el autoconsumo con baterías era su mantenimiento. Si bien las baterías de plomo-ácido son relativamente asequibles, hay que cuidar los niveles, monitorizar eventualmente la densidad del electrolito… para un cliente ducho en estos temas o dispuesto a implicarse en ellos pueden suponer un acceso económico a un banco de baterías.

Para el resto de casos y si hemos decidido optar por baterías, es mejor decantarse por baterías de gel que minimizan el mantenimiento. O incluso invertir un poco más y optar por baterías de litio, con una gran vida útil.

autoconsumo instantaneo

Conclusiones sobre el autoconsumo

Es importante priorizar entre conceptos como la inversión inicial, el periodo de retorno y la autonomía energética deseada para decantarse por una instalación de autoconsumo instantáneo o de autoconsumo con baterías.

Con todo, cuanto más se ajuste nuestra curva de consumo a la curva de producción de una instalación solar fotovoltaica (de día, y con más producción en las horas centrales), más sencillo nos será rentabilizar una instalación sin la necesidad de invertir en baterías.

También hay que estar al tanto de las posibles bonificaciones fiscales en cada región en concreto, que ayudarán a decantarse por un tipo u otro de instalación solar fotovoltaica.

Si vamos un poco ajustados de presupuesto y quisiéramos un banco de baterías pero no nos alcanza… quizá con la ayuda de estas bonificaciones podamos “lanzarnos” a por el autoconsumo con baterías.

Cabe matizar que en el horizonte de la fotovoltaica se prevén cambios muy alentadores. Hablamos, por ejemplo, de los mecanismos de balance neto.

Si bien aún no están disponibles en nuestro país, el nuevo RD-L 15/2018 abre la puerta a este tipo de compensaciones. Se trata no solo de favorecer un aumento de la potencia instalada en fotovoltaica, sino de ajustarnos a la visión que emana de Europa: autoconsumo sin “impuestos al sol” y con balance neto.

Relacionados

Ayudas para los cargadores del coche eléctrico El coche eléctrico es el futuro, pero también el presente en las carreteras. No obstante, todavía no existe una adecuada infraestructura para la carga de estos vehículos, de ahí que el Gobierno haya d...
Energía solar en Europa: objetivos y medidas Dentro de su muestra de compromiso para fomentar un mejor medio ambiente y una mayor sostenibilidad, la Unión Europea se ha puesto las pilas en cuanto a las medidas a favor de la energía solar, siendo...
Energía termosolar: Balance del 2017 En la actualidad, se ha podido comprobar que la energía termosolar alcanza el 2.2 % del total de la energía producida en España. Incluso en algunos momentos puntuales supera el 10 %. Esta energía ha i...
Energía geotérmica: nueva tecnología para obtenerl... Una de las más prometedoras del panorama de energías renovables es la energía geotérmica. Entre todas las renovables, esta podría ser una de las más desconocidas. Por su parte, la eólica y la solar s...

¿Te gustó este post? Valóralo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

No hay comentarios

Escribe un comentario