Clima

Las ventajas del calefactor cerámico

Las ventajas del calefactor cerámico

Con la llegada del invierno un calefactor cerámico es la mejor opción: llegan las temperaturas más bajas a la ciudad y contamos con una mayor necesidad de un buen sistema de calefacción. Cualquier persona, en estos casos, sabe si está preparada para hacer frente al frío intenso de los meses invernales en su vivienda y, por ende, si puede afrontar temperaturas extremas de una forma eficiente. Normalmente, por ejemplo, cuando hablamos de calentar viviendas o zonas de la casa en las que no existe calefacción centralizada o estancias.

En la actualidad, los diferentes sistemas para calentar el hogar existentes en el mercado cuentan con diferentes beneficios o ventajas, mientras que el gusto de cada persona juega un papel importante a la hora de apostar por algún tipo de radiador eléctrico, estufas de gas o leña, por citar algunas de las opciones posibles. Por ello, en este caso, vamos a centrarnos en este tipo de calefactor cerámico y las ventajas que nos ofrece.

El calefactor cerámico: las ventajas y beneficios de este tipo de calefacción

 

Entre los siguientes beneficios estarían los siguientes:

Calefacción eficiente y de un bajo consumocalefactor cerámico honeywell

Un calefactor de este tipo conlleva una serie de beneficios, proporcionando calor rápidamente y eficientemente a los pocos instantes desde que encendemos el aparato, además de contar con un bajo consumo, sobre todo comparado con las típicas estufas a electricidad o de aceite. Otros modelos, además, cuentan con optimizadores de energía.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que nos permite una regulación de forma automática del aire en función de cambios de temperatura que se pueden ir produciendo. Este bajo consumo, además, cuenta con el último colofón sin la necesidad de contar con un mantenimiento. Tampoco requiere, como otras opciones, el uso de combustibles.

El calefactor cerámico es poco pesado y se puede desplazar

Otra de las ventajas importantes del calefactor cerámico, es que su traslado se puede realizar de forma rápida y ligera, de un lugar a otro, puesto que además de pesar poco llega a ocupar poco espacio, colocándose en: una cocina, salón, garaje o habitación, etc. Incluyen, también, un asa en la parte superior y, además de ser compactos, logran trasladarse con mucha facilidad en un vehículo si vamos a ir a una vivienda sin calefacción.

Gran seguridad

La seguridad es un aspecto importante cuando decidimos qué tipo de calefactor cerámico usar. En este caso, los calefactores sobresalen, puesto que no usan combustible que puedan generar un incendio. Por otro lado, cuentan con limitadores de sobrecalentamiento. Por otro lado, ofrecen una resistencia mayor que otros calefactores tradicionales.

Polivalencia

Una de las últimas ventajas importantes es que este los calefactores cerámicos cuentan con funciones añadidas. Por ejemplo, algunos modelos pueden usarse también como ventiladores en los meses de verano.

Por otro lado es común que cuenten con dispositivos anti-heladas, especialmente en modelos de gamas medias y altas. Dado su nivel bajo de ruido cuando están en silencio, este tipo de calefactores se pueden colocar en lugares donde se descansa, como habitaciones.

 

El funcionamiento de este calefactor

Estos dispositivos funcionan de una forma sencilla: una vez que se conectan a la red de electricidad, estos calefactores hacen que atraviese alambres resistentes que están alojados en placas de cerámico. Así, además, genera calor de forma uniforme y rápida. Así, no logran requerir una instalación previa cada vez que se use más allá de encontrar un enchufe próximo al lugar donde mantener el calor.

El calefactor cerámico es una de las mejores opciones para el invierno. La calefacción en nuestra vivienda cuando llegan las bajas temperaturas es vital para garantizar la calidad de vida y el confort en el hogar.

 

calefactor cerámico lavabo

 

Publicado el
Publicado en Clima