Electricidad

Las claves de la electricidad del futuro

Las claves de la electricidad del futuro

Los sistemas eléctricos se encuentran en una profunda transformación. La innovación, además de la tecnología, irrumpe con mucha fuerza en los modelos de generación y medición de electricidad tradicionales.

¿Cuáles son las principales tendencias responsables de los cambios? ¿Qué potencial tienen las nuevas tecnologías y qué facilitan? A continuación, mostramos todas las claves del futuro de la electricidad.
Las tres tendencias en electricidad y su potencial

En particular, las tres tendencias más importantes y responsables de la mayoría de los cambios son las siguientes:electricidad retos futuro

1. Electrificación de numerosos sectores económicos. En este caso, los más importantes son el transporte y la calefacción.

2. La descentralización. Cuando se habla descentralizar, se hace referencia al descenso de el coste de distribuir y almacenar los recursos energéticos, producidos por una mayor flexibilidad de la demanda de energía y por la disrupción de diferentes sistemas de eficiencia energética.

3. La digitalización. En este ámbito, por ejemplo, existen sensores que ayudan a automatizar el uso de los recursos y medirlos de forma más precisa. Además, permiten seguir potenciando la conectividad gracias a las aplicaciones del Internet de las Cosas.

Las tres tendencias siguen actuando como un auténtico círculo virtuoso, logrando facilitar y ampliar, además de reforzar los desarrollos que van más allá de cualquier aportación concreta. Esta afirmación viene recogida en un informe (“El futuro de la electricidad y las nuevas tecnologías están transformando el sector”) que fue publicado por el Foro Económico Mundial; este incide en la relevancia importante que tiene la electrificación para lograr reducir las emisiones a la atmósfera gracias, en parte, a una mayor participación de las energías limpias.

El nuevo sistema eléctrico, según relata el mencionado informe, recoge las expectativas del sector. Por otro lado, facilita la descentralización eléctrica, suponiendo a su vez un impulso para otras tendencias, logrando también un mayor control en el consumo y producción de electricidad. Por último, permite interactuar con los consumidores.

electricidad del futuro claves digitalización

 

La caída de los costes y las mejoras técnicas harán que el potencial de las nuevas tecnologías se vea impulsado. Entre todas las tendencias, se logrará facilitar un sistema en el que existan límites entre los productores, distribuidores y consumidores, siendo estos límites cada vez más borrosos y haciendo que su gestión sea más compleja.
Los clientes tienen la llave en los sistemas eléctricos del futuro

Las expectativas o preferencias de los clientes serán lo que haga cambiar el mercado. Se potenciará una mayor reducción de las emisiones y se contará con una mayor capacidad, interacción y participación, además de una mayor transparencia. Así, los clientes podrán actuar de una manera diferente: el sistema está evolucionando convirtiéndose en una plataforma que pueda maximizar el valor de la distribución de los recursos de energía.

Cada usuario, además, tendrá la llave de seleccionar las tecnologías de su elección, conectándolas a una plataforma de electricidad, y de realizar transacciones con recursos centralizados o distribuidos.
Los retos de la electricidad o de los sistemas eléctricos

Entre ellos, destacaremos estos cuatro:

1. El rediseño del modelo regulatorio, cambiando las reglas y permitiendo nuevos roles a las redes de distribución.

2. El despliegue de nuevas infraestructuras para los procesos.

3. Redefinición de la experiencia con los consumidores, incorporando a estos a la nueva era digital.

4. Adopción de nuevos métodos de negocio acordes con el actual momento económico y energético.

En definitiva, las nuevas tecnologías aplicadas a la electricidad y los sistemas eléctricos aumentarán la eficiencia, aportando más valor en la industria, sociedad y consumidores. Además, el sector se enfrenta a los cuatro retos principales ya mencionados.

Si te ha gustado este artículo, quizá te interese leer por qué las energías limpias son cada vez más competitivas

Publicado el
Publicado en Electricidad