Electricidad

Las bandejas portacables, una opción segura

Las bandejas portacables, una opción segura

Las bandejas portacables pueden ayudar con la seguridad del cableado por el que pasa electricidad, evitando en gran medida los accidentes. El dispositivo es sencillo, pero existen diversos tipos de usos y materiales que conviene conocer.

Las bandejas portacables, definición y tiposbandeja portacable

Son estructuras metálicas donde colocan los cables de varios tipos, con el objetivo de canalizarlos y evitar posibles accidentes. Se podría decir que son estructuras abiertas similares a los conductos para el cableado eléctrico, pero de fácil acceso e instalación.

Por otro lado, permite acceder a ellos de forma sencilla y también cambiarlos o añadir otros. De esta forma, se pueden sustituir los cables antiguos con facilidad. Son muy utilizadas en lugares donde, por estética y seguridad, se necesita que estos estén ordenados o tapados.

Existen varios tipos en función de los materiales que las componen o los usos. Desde las hechas con acero galvanizado, hasta las de aluminio o plástico. Todo dependerá de la finalidad que se les vaya a dar. Por otro lado, sus formas también son variadas.

Las bandejas portacables de rejilla

Se suelen utilizar en lugares donde se puedan producir altas temperaturas, de forma que se de la suficiente ventilación. Son muy versátiles y tienen codos para adaptarse a todo tipo de curvaturas.

Canales

En este caso la estructura metálica es compacta y se dan dos tipos, los certificados para aquellas instalaciones que deben cumplir con una normativa específica y los estándar, para otros tipos de uso.

Otros complementos

Existen otros complementos, están las tapas para rejilla y canal, que sirven para aislar de forma adecuada los cables de electricidad o similares. Por otro lado, las curvas y derivaciones, que permiten acceder a ciertos lugares. Por supuesto, todas ellas llevan soportes y accesorios, así como las uniones y tornillos necesarios.

Tipos de bandejas de acuerdo al uso

Para canalizar los cables de electricidad, existen varios tipos de bandejas, como se ha visto. Una clasificación se puede hacer por el uso y habría tres grandes bloques. Así estarían las de escala, que permiten una protección lateral extra; las de cable inferior sólidas, que ayudan a una mejor ventilación; o las de cable de canal, que proporcionan una ventilación moderada y muy utilizada en telecomunicación.

La certificación de calidad

Las normas basadas en estándares ISO han demostrado su utilidad, aportando garantías a los procesos y productos. De esta forma, el cliente sabe que un servicio o artículo certificado ha pasado por varios controles y cumple con la normativa relativa a seguridad y condiciones de los materiales usados. bandeja portacable

Existen varios tipos de certificaciones y hay diversas empresas especializadas en ofrecer este servicio a otras. Uno de ellos, en relación a las bandejas portacables es el “Certificado de procedimiento de ensayo”.

En él se establece que el producto ha superado las pruebas de resistencia, deflación y otras similares, de manera que ofrece al usuario todas las garantías. De esta forma, se asegura que el producto comprado cumple con los estándares adecuados de calidad.

El experto, la clave

Pero, sobre todo, lo mejor es contactar siempre con un profesional. Este va a estudiar cada caso y aportar las soluciones adaptadas a cada necesidad. De esta forma, llevará a cabo un presupuesto detallado y ajustado para cada cliente.

Una instalación de este tipo requiere de experiencia y saber hacer, algo que se consigue con los años, la capacitación y la formación adecuada.

Porque la seguridad es lo primero. De hecho, nunca está de más revisar ciertas normas a tener en cuenta. Por tanto, si este artículo sobre bandejas portacables te ha parecido interesante, no dejes de leer este otro sobre las normas básicas para trabajar sin accidentes.

Publicado el
Publicado en Electricidad